Ana María y Néstor. Jóvenes productores de café ¡Orgullo por tu tierra! - Catando Ando
EL CAFÉ COMO NUNCA LO HABÍAS CONOCIDO

Ana María y Néstor. Jóvenes productores de café ¡Orgullo por tu tierra!

Recuerdo el no tan lejano agosto de 2015 cuando visité la Escuela Nacional de la Calidad del Café, construida dentro del Tecnoparque Agroecológico Yamboró (Pitalito, Huila, Colombia). En una de las pláticas que di a los aprendices del SENA sobre el concepto Catando ando, se encontraban dos jóvenes, Ana María y Néstor, como en todo auditorio, algunos distraídos, otros con sueño, no pocos con cierto interés, asintiendo de vez en cuando y por qué no una carcajada. Pero aquellos chicos avispados los noté distintos, demasiado atentos y con gesticulaciones que evocan satisfacción, plenitud y seguridad. Al terminar la charla con los jóvenes, una decena de ellos tal vez, se acercaron conmigo para saludar, más preguntas, bromear, etcétera.  Néstor y Ana María esperaron pacientes su turno, una vez disperso el grupo me compartieron sus ideas, se abrazaban tiernamente, sonreían convencidos de que iban por el camino correcto, transpiraban juventud, entusiasmo, compromiso  y orgullo cafetero. Antes de despedirnos me obsequiaron una muestra de café pergamino, lo menos que podía hacer era mandar a hacer un reporte de catación en México en reciprocidad a su interés y generosidad. El café resultó muy bueno con una puntuación de 85 puntos con notas a miel, semilla de cilantro, lima, aunado a una acidez brillante y taza limpia. Lo mejor vino meses después, en noviembre de 2015 me entero que Ana María y Néstor ganaron el primer lugar de Marca de Café Tostado Origen Huila en el Primer Concurso organizado por el SENA y la Escuela Nacional de la Calidad del Café. Chavales ¡Qué Orgullo! Conserven siempre ese tesón y ganas de trascender. Sin duda es una historia de éxito que comienza. Todos pongamos un granito de arena para que muchos jóvenes que hoy piensan abandonar el campo o simplemente no se sienten vinculados con su tierra, sepan que hay alternativas y sobre todo que en el café y otros cultivos pueden encontrar plenitud, motivación, orgullo, para acabar pronto ¡Felicidad! Ojalá cada día tengamos más jóvenes como Ana María y Néstor en Latinoamérica.

 

 

 

Compartir este artículo



Deja un comentario